Comer de manera intuitiva es una filosofía totalmente opuesta a hacer dieta, la cual promueve una actitud positiva hacia la comida y nuestra imagen corporal.

La idea principal es comer únicamente cuando sientas hambre (real) y detenerte cuando te sientas satisfecho. ¿Suena lógico verdad? debería ser algo entendible, pero no es así para todos.

Yo tampoco entendía bien el concepto hasta que empecé a prestar más atención a mi manera de comer, cuándo y por qué lo estaba haciendo.

Estamos tan acostumbrados a escuchar que debemos comer 3 veces al día, incluir snacks, o pensamos en hacer dietas con el único propósito de rebajar esas “libras de más“, que olvidamos o más bien obviamos atender y estar en sinfonía con las necesidades reales de cuerpo.

Existen ciertas características generales que diferencian el hambre físico del hambre emocional. Te las detallo aquí para que en su momento, empieces a identificarlas y hacer decisiones más acertadas a la hora de comer.


Las señales de que tienes hambre física incluyen:

  • Tu estómago gruñe (lo sientes y hasta escuchas).
  • Tus niveles de energía están bajos.
  • Han pasado varias horas desde tu última comida (7 u 8 horas).
  • Sientes hambre siempre a la misma hora (tu reloj interno te avisa, especialmente si comes a intervalos regulares.
  • Comerías cualquier cosa para saciar tu hambre. Piensa en hacer “la prueba del brócoli”; pregúntate si comer brócoli suena apetitoso. Si no es así, lo más probable es que no tengas hambre y tengas un antojo.

  Señales de que tienes hambre emocional o antojos incluyen:

  • En el momento sientes aburrimiento, nervios, estrés o ansiedad y necesitas un alivio.
  • Una sensación repentina o la sensación de que “necesitas comer” a pesar de no sentir signos físicos de hambre en el estómago.
  • Deseo de comer nuevamente a pesar de haber comido lo suficiente recientemente.
  • Los alimentos que está comiendo no sacian tu hambre, parece que no puedes obtener suficiente y estás insatisfecho.
  • Tus antojos son de ciertos alimentos (especialmente aquellos con alto contenido de azúcar, grasa o sal como galletas, helado, etc.).

Si tienes dudas sobre cómo iniciar una alimentación intuitiva, o quieras iniciar una alimentación a base de plantas, escríbeme para indicarte el plan apropiado para ti. 

A %d blogueros les gusta esto: