FORMANDO NUEVOS HÁBITOS

¿Por qué hacemos lo que hacemos?

¿Alguna vez te has sentido como si vivieras en piloto automático? ¿Tu rutina te aburre o te mantiene estancada en lo mismo? ¿Cómo saber que es hora de hacer cambios? o mejor aún, ¿Cómo cambiar la rutina actual por una mejor? ¿De dónde saco la motivación y determinación que necesito?

¿Qué es un hábito?

Llamamos hábito a aquella conducta aprendida que adquirimos cuando repetimos una acción de manera frecuente. 

Cuando nacemos, nuestra mente es un lienzo en blanco. Por lo que todas aquellas costumbres, mañas, pensamientos, manera de expresarnos, y lo que hacemos a diario lo hemos aprendido a través de los años.


Es por ello que hoy día sabemos bien que los hábitos son parte de nuestra identidad. Ellos son alimentados por nuestros valores, nuestras creencias y cómo solemos ver el mundo a nuestro alrededor.

Hacemos lo que hacemos ya sea por costumbre (lavarse los dientes); porque nos gusta (leer a diario o ver Netflix); porque puedes o decides hacerlo (hacer actividad física, o jugar online). 


En una sesión de coaching, cuando me preguntan: ¿Cómo puedo comer más intuitivamente?; ¿Cómo puedo tener más energía durante mi día?; ¿Cómo puedo organizarme mejor?, lo primero que respondo es: primero, cuéntame cómo son tus hábitos…


Cuando decides iniciar un cambio en tu estilo de vida, es porque estás tomando conciencia de que algo de lo que estás haciendo en tu rutina no está funcionando o no te hace feliz. 


Es por esto, que el primer paso para establecer o cambiar un viejo hábito es tomar conciencia y realizar una auto-evaluación de las razones por las cuales quieres o necesitas hacer esos cambios. 
Es tan importante sintonizar y conectar con nosotras mismas para darnos cuenta de las posibles señales que el cuerpo pudiese estar manifestando, ya sea física, mental y emocionalmente.


Las bases para formar hábitos duraderos empiezan con mejorar los hábitos más fundamentales: 

1. Dormir mejor

2. Movernos más

3. Comer y beber nutritivamente

4. Mantener una mente relajada y más optimista


Si estas bases no están del todo sólidas para ti, no importa cuantos tips de organización y time management busques online, terminarás dejando muchas tareas a medias, sentirás frustración, ansiedad, aparece el síndrome del impostor, etc. etc. etc.


Unas bases sólidas te permiten establecer metas más concretas y organizadas. Tiendes a planificarte mejor y cumplir con tus objetivos de corto, mediano y largo plazo de una manera más segura, coherente y con determinación.

En mi e-book Rituales Holísticos y Medicina Natural, te comparto algunos rituales que puedes empezar adoptar hoy mismo para ayudarte a este fin. Si prefieres tener una asesoría personalizada para evaluar este u otros temas, escríbeme aquí.