Garbanzos al curry con hongos y espinacas

Esta receta es una delicia para el paladar, además de ser muy nutritiva, es alta en proteína y fibra.Tiene todos los ingredientes que amo juntos: garbanzos, coco, curry, cúrcuma, hongos… es una mezcla perfecta entre lo picante y dulce, con texturas suaves y algo crocantes.

¿Te animas a probarla?

Para esta receta, vas a necesitar:

Ingredientes:

  • 1 cda de aceite de coco extra virgen
  • 1/2 cebolla blanca
  • 1 cdita de curry
  • 1 cdita de paprika
  • 1 cdita de cúrcuma
  • 1 cdita de ajo (ó 2 dientes de ajo)
  • 310 gr de garbanzos cocidos
  • 1 tomate en trocitos
  • 1 lata leche de coco (400 ml)
  • zumo de 1/2 limón
  • jengibre rallado fresco
  • sal y pimienta al gusto
  • 1 taza de hongos frescos
  • 1 taza de espinacas 

Procedimientos para 3 – 4 porciones:

  1. Lava tus veggies como acostumbras, y luego corta en cubitos la cebolla, y el tomate. No olvides rallar el jengibre, si estás utilizando una raíz.
  2. En una sartén a fuego medio, agrega el aceite de coco y saltea la cebolla entre 2 a 4 minutos (evitando que se queme). Luego añade los condimentos (curry, paprika, cúrcuma, ajo) y mezcla bien.
  3. Añade el tomate, seguido de los garbanzos cocidos y la leche de coco, y mezcla bien.
  4. Añade el jugo de limón y el jengibre, mezclando de nuevo. Seguido tapa la sartén y deja cocinar a fuego bajo por 30 minutos.
  5. Añade sal y pimienta al gusto, finaliza agregando la espinaca y los hongos.
  6. Sirve solo; o acompañado de arroz basmati; o pan pita.
  7. ¡Que lo disfrutes! 

Notas / Preguntas frecuentes:

  • Si no tienes todas las especias no te preocupes, usa las que tengas a mano.
  • Puedes sustituir, eliminar y añadir las verduras que quieras. Es una receta flexible.
  • Al utilizar garbanzos secos, recuerda dejarlos en remojo mínimo 8 horas antes de cocinarlos y lavarlos bien.
  • Puedes sustituir por los garbanzos de lata, procura que sean orgánicos y no contengan conservantes ni aditivos. Además, escurre y enjuaga los garbanzos enlatados con agua corriente antes de comerlos para eliminar cualquier residuo.
  • El jengibre fresco puedes sustituirlo por jengibre en polvo al gusto.
  • Lo ideal es usar leche de coco casera o de lata, pero no bebida de coco para tus cereales o avena (además de no darte la consistencia y sabor deseado, suelen tener más aditivos y endulzantes necesarios).
  • El tomate fresco, puedes sustituirlo por concentrado de tomate.
  • El zumo de limón se puede sustituir por zumo de lima.
  • Puedes agregar un toquecito de cilantro fresco al final, si es algo que te gusta.